Mis tebeos de 2017

Un repaso a lo más interesante de lo poco que he podido permitirme leer este año pasado, tratando de apuntar a las obras que más me han impresionado. De nuevo, sin una jerarquía clara.


My Lesbian Experience with Loneliness (Kabi Nagata)

Hay algo muy divertido en la sinceridad y claridad con la que esta obra trata temas de depresión, autoestima, sexualidad y condicionamiento. Incluso en la desgarrada forma en la que describe la vida y experiencias de su autora hay espacio para algo de buen humor, para la oportunidad de cambiar y superar nuestros peores miedos y tomar aire en un mundo asfixiante de responsabilidades, familia y odio.

Golden Kamuy (Satoru Noda)

Hace tiempo describí esta serie como un cruce entre Acorralado y El tesoro de Sierra Madre. A veces con un indudable valor etnográfico (y culinario) del Hokkaido de finales del siglo XIX, pero siempre al servicio de una trama de aventuras que no teme ser desagradable, dura e implacable en su violencia. Unos personajes con los que conectar de inmediato y a los que deseas ver triunfar en una epopeya en busca del oro que puede redimir todos sus pecados o condenarlos.

Un Noruego en el Camino de Santiago (Jason)

Quizás porque Jason no nos tiene acostumbrados a la naturalidad autobiográfica, o bien porque he visto suficientes historias sobre el Camino dependiendo de espiritualidad impostada y afán de promoción turística (un asunto que este tebeo no olvida comentar), me ha resultado uno de los trabajos más sinceros y adecuados sobre la famosa ruta peregrina.

Nimona (Noelle Stevenson)

El desparpajo de Noelle Stevenson con Nimona, una cambiaformas que se convierte en aliada de un ¿villano? de un mundo de fantasía es el principal motor cómico de la obra. Pero lo interesante es, como apunta la viñeta aquí expuesta, que Nimona es un personaje que crece cuanto más lo conoces hasta convertirse en toda una compleja personalidad.

The Best We Could Do (Thi Bui)

Este relato sobre emigrantes vietnamitas y como la carga del pasado de nuestra familia marca las pautas de nuestras expectativas me parece muy importante en tiempos donde vivimos la mayor crisis humanitaria de los últimos 70 años. No solo para mostrar la dificultad de vivir en un país en guerra civil, los esquivos esfuerzos internacionales o la epopeya de abandonar tu país en busca de un futuro mejor, sino el efecto en sus protagonistas y su descendencia, incapaces de huir de los temores que los han formado.

My Favorite Thing is Monsters (Emil Ferris)

Esta es una historia de una chica a la que le gustan los monstruos. O la historia de una judía sobreviviendo en un entorno de prostitución. También la historia de los hombres que pretenden protegerlas y encerrarlas al mismo tiempo. O es un cuaderno de dibujo, lleno de retratos malhumorados de una vecindad asqueada, de un entorno (el Chicago de los años sesenta) que se desmorona y de los pensamientos de una joven incapaz de encontrar otro reflejo de su tumultuosa vida que la licantropía. También es una historia de detectives, prejuicio y de heridas para toda la vida. Es una sorpresa constante y una historia que, en cuanto me agarró, no me soltó hasta el final.

Escapar. Historia de un rehén (Guy Delisle)

La incertidumbre de un cooperante francés de Médicos sin Fronteras secuestrado, esposado a un radiador en una habitación vacía. Mantener el calendario se vuelve esencial, entretener la mente se vuelve una necesidad, no dejarse llevar por el pánico y la angustia de todo lo que desconoce en su condición ¿Esperar por la ayuda o correr el riesgo y tratar de escapar? ¿Y como escapar, sin saber donde está, sin identificación, ni dinero? La historia más terrorífica que he descubierto este año.

La pequeña forastera: Siúil, a Rún (Nagabe)

Cargado de misterio y bellamente ilustrado en grandes contrastes (blanco y negro, figuras altas frente a la pequeña protagonista) este manga ejerce de cuento de hadas inspirado en la mitología irlandesa pero también se presenta como una narrativa de sugestión y misterio, cargada de giros insospechados y cambios que extienden una nueva sombra sobre lo ya narrado. Y, a pesar de ello, lo que más brilla en este trabajo es la reverencial y hermosa visión de la inocencia que presenta, incluyendo breves momentos de la rutina entre maestro y niña de puro costumbrismo mágico.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: