South Park: The Stick of Truth

south_Park_stick_truth

Durante la decimoséptima y, hasta la fecha, última temporada de South Park tuvo lugar un arco argumental de tres episodios (Black Friday, A Song of Ass and Fire, y Titties and Dragons) que servía de introducción al juego que aquí nos ocupa. La trama combinaba un homenaje a Juego de tronos con una crítica a la futilidad de las “guerras de consolas”, pero contenía más de un puñal envenenado a la industria, como la broma respecto a las pre-compras.

South Park: La Vara de la Verdad continúa exactamente ahí, con Cartman, Kyle, Stan, Tweek y Kenny jugando en su propio mundo de espada y brujería por el control de… un simple palo de madera. La Vara de la Verdad es el macguffin que, además, permite modificar las propias reglas de su juego de rol. Pronto se suman más amenazas inusuales —alienígenas, nazis zombis, hordas mongolas, vagabundos— pero la mecánica rara vez varía: con la excepción del QTE de turno, nuestra principal tarea es recorrer la ciudad y el interior sus edificios y alcantarillas para enfrentar a grupos de enemigos en combates por turno. Todo ello salpimentado por el característico humor de la serie.

Sin embargo, el juego es más corto de lo que aparenta, en especial al comparar con la promoción inicial donde podemos ver capturas de escenarios o enemigos que han sido descartados del resultado final. El nivel 15 de experiencia es el tope máximo y, concluida la historia principal y sus escasas y no muy variadas misiones secundarias, el juego queda en una especie de limbo, a la espera del DLC.

Aún con ello, el punto fuerte del juego es su fácil digestión, teniendo en cuenta cómo el combate por turnos ha demostrado, en más de una ocasión, lo tedioso que puede resultar en un juego. Las combinaciones de distintos tipos de ataques, magias, habilidades, poderes e invocaciones ofrecen una variedad de ataques bastante efectiva, y el cambio de compañero, cada uno con ataques personalizados.

En correspondencia con la serie, el fan puede celebrar como muchos elementos de su mitología se entrecruzan aquí, con especial atención a la banda sonora que recicla algunos de los mejores temas oídos en la serie. Pero lo que mejor vincula el juego con la obra de Trey Parker y Matt Stone es su capacidad de parodia: bikinis que otorgan la mejor armadura, cutscenes omitibles con Jimmy tartamudeando, una pestaña en el inventario solo dedicada a objetos sin ninguna utilidad en el juego, momentos de presunta decisión del jugador que el juego elige por nosotros… todo ello, haciendo uso de las propias mecánicas del juego, constituye un comentario crítico.

Veo South Park: La Vara de la Verdad como un juego insuficiente debido a su duración y falta de ambiciones —intentemos imaginar un juego del tamaño de The Elder Scrolls V: Skyrim con esta ambientación, o incluso algo más próximo a Earthbound pero no como un mal juego: mientras avanzamos con nuestro personaje resulta bastante divertido y muy gracioso en incontables detalles, y la idea de implementar mecánicas inútiles o decisiones que no podemos tomar es un modo muy interesante y poco explorado de acercarse a una visión crítica de las convenciones del medio. Quizás los menos interesados en la serie de Comedy Central no lo encuentren un juego tan ameno, pero si hay que lamentar algo es el monumental juego que podría haber sido.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: