Un mundo más grande

rickandmortyforeverandeverahundredadventuresdotcom

¿Ha cambiado nuestra perspectiva sobre el mundo en los últimos años? Ciertamente se ha ampliado, estando cada vez más conectados, resignandonos a un estado de caos e incertidumbre. Es parte del motivo por el que ganan tanto apego las series de televisión: eventos colectivos y simultáneos que se extienden por temporadas, que permiten familiarizarse con los personajes, cogerles cariño y verlos, en su status quo, como parte de nuestro paisaje emocional más directo y hogareño. Y si bien las franquicias obedecen a una falta de riesgo económico – ir a lo que ya es conocido, explotarlo hasta que la fórmula deje de dar dinero, volver a empezar – su efectividad también habla mucho de la necesidad de convivir con esos personajes una y otra vez.

Rick y Morty consigue ser algo que Phineas y Ferb no ha podido ser, y que Futurama Adventure Time tardaron más en desarrollar: ha conseguido ser una mitología propia, bebiendo de Regreso al futuroDoctor Who o los Cuatro Fantásticos. Ha conseguido mostrar algo más grande que los personajes, un mundo gigantesco, errático y de grandes dilemas. Y lo ha hecho, precisamente, asumiendo que el status quo es algo que no hace falta ni mantener ni quebrar, sino flexibilizar asumiendo que cada acción de los personajes tiene una consecuencia futura, aunque solo sea en como evolucionan por sí mismos o ante nuestros ojos al descubrir un nuevo ángulo sobre ellos. Es por ello que es una serie que deja un tipo distinto de huella: si cada premisa (realidades alternativas, simulaciones, viajar dentro de los sueños) se extiende hasta sus últimas consecuencias, los personajes no sufren un destino diferente, estando cada vez más enredados sobre sus propios pasos y lidiando con consecuencias muy perturbadoras, lo que les va empujando, poco a poco, a encontrar algún tipo de filosofía con el que sobrevivir entre tanto caos.

Ese es el sentido que uno puede encontrar dentro de una serie como Rick y Morty. Sí, la realidad de este mundo es tan compleja como para albergar todo lo malo y todo lo posible de modo simultáneo, pero mientras muchos elementos que componen la serie parecen ser un tsunami de ideas descabelladas, no se conforman con el mero impacto de esas ideas sino que aportan todo tipo de catarsis a los personajes. En medio de un desconcierto de situaciones, lo importante siguen siendo como interactúan y maduran los personajes y como ese conocerse los unos a los otros – después de todo, la primera temporada tan solo cubre el primer año de Rick conviviendo con la familia Smith por un solo año – va formando la verdadera tela que hace al programa consistente. Ese es el verdadero corazón de la serie. No estamos viendo breves momentos de impacto emocional salpicando una serie de tramas de ciencia ficción, sino una serie de arcos de personaje salpicados con bromas de ciencia ficción. El corazón de esta serie está en sus intentos por encontrar algo de bondad en una realidad desastrosa, y, mientras lo consiguen, nos entretienen con algún concepto llamativo. Asi que, como Rick insiste a lo largo de toda la primera temporada, lo mejor es relajarse, no pensar mucho en ello, montar una fiesta y, como no, ver un poco la tele.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: