La nueva autoafirmación del meme

iamamotherfucker

Cuando Richard Dawkins acuñó el término ‘meme’ en su libro El gen egoísta lo hizo para definir el concepto del elemento cultural que se transmitía a partir de la replicación y por tanto, de la imitación. El meme es aquel elemento que adquiere relevancia en función de cuantas veces es reproducido, o lo que es lo mismo, la clave del meme es la reiteración. Con la llegada de internet, el meme obtuvo una relevancia inusual: una red de comunicación donde los contenidos se repetían constantemente pero que también se perdían en un incontable mar de referencias y enlaces continuos. El meme alcanzaba así una notoriedad inusual, en muy poco tiempo unas pocas personas podían hacer de un elemento un meme perpetuo pero, como ya hemos señalado, eso implicaba que la relevancia del meme era inversamente proporcional a su significado: cuanto más popular es un meme, menos sentido tiene y menos sabemos de su origen. Asi que la repetición y consolidación del meme no estaba a la par que la autoafirmación, pues la popularidad traía consigo una negación del meme en sí mismo. Hay en internet un afán por ser una nueva biblioteca de Alejandría que sirva como compendio del saber de la humanidad, incluso de sus elementos más intrascendentes y el meme no iba a ser menos: un meme puede ser popular y a la vez no perder su significado, pero para ello, hay que indagar. Un código que todo el mundo conoce como símbolo pero cuyo significado solo es de dominio para unos pocos puede perpetuarse, pero su efectividad está puesta entredicho. Por lo tanto, internet reaccionó y descubrió que la mejor de evitar la pérdida de esos significados pasada por dos fases: la primera era definirlos, de lo que se encargan páginas como Urban Dictionary, pero el siguiente paso era aún más complejo, se trataba de documentar el origen y evolución del meme, y pese a los objetivos enciclopédicos de internet, su rapidez es pareja a la celeridad con la que evoluciona y por lo tanto, con la facilidad con la que los datos no solo pueden estar realmente lejos de búsquedas concienzudas, si no directamente, que la información se haya perdido. Know your meme ha ido recopilando algunos de los memes más populares, con un buen puñado de ejemplos y con programas que no solo explican origen y evolución de esos memes, si no los motivos de su popularidad o reflexiones más o menos atrevidas sobre su relevancia en la sociedad.

Uno de los últimos memes en destacar ha sido Epic Beard Man: a partir de este vídeo en la que un hombre maduro golpea a un chico de raza negra en un autobús público de Oakland (California), empezó la popularidad de Thomas Bruso, un veterano de Vietnam cuya salud mental es motivo de duda. el incidente obtuvo una respuesta inmediata, incluyendo una localización del lugar donde la persona que lo registró vívia y que al parecer había sustraído la mochila del veterano, la responsable del vídeo y su continuación era Iyanna Washington, que ante la presión de los internautas acabó grabando un video de respuestas por el robo y por sus comentarios racistas, provocando al chico negro para aumentar la hostilidad entre este y Bruso. La propia autora del vídeo resultaba perjudicada por los comentarios que hacía en él, y su actitud posterior en una entrevista a la cadena de televisión CBS 5. Pero lo cierto es que no era el primer incidente en el que toma parte Bruso y que había sido popular en internet: en agosto del año pasado, Bruso era increpado por varios guardias de seguridad en un partido de béisbol, y finalmente caía en redondo ante el uso nada justificado de un taser eléctrico por parte de uno de los agentes. Con todo esto en pocos días, Epic Beard Man había nacido. Por todo lo dicho antes, el hecho de que existiese un amplio registro de toda la evolución del meme simultáneamente a como se iba creando, podría significar que había información más que suficiente para estar satisfecho, incluyendo en ella, una posterior entrevista a Bruso con su versión de la historia. Pero I Am A Motherfucker es un documental en dos partes, dirigido por Nathan Mass, que sigue una jornada con Bruso, un pequeño repaso a la probablemente desquiciada mente de este californiano de 62 años, a como acepta su nueva popularidad, a su vida, su entorno y, como el propio nombre del documental recalca, su actitud. Con ello, la necesidad de indagar en los memes adquiere un carácter nuevo: la de acercarse al lado humano, sea este positivo o negativo, que hay detrás de ellos; dejar de lado el chascarrillo o la endogamia de la red para salir a la calle y dar otro punto de vista al mundo.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: