Un tipo serio

seriousman

When logic and proportion
Have fallen sloppy dead
And the White Knight is talking backwards
And the Red Queen’s “off with her head!”
Remember what the dormouse said;
“Keep YOUR HEAD

– “White Rabbit”Jefferson Airplane.

“Acepta el misterio” le dice el padre de un alumno de Larry Gopnik en respuesta a un presunto soborno. Con esa frase los hermanos Coen se dan a sí mismos carta blanca para explicar más un sentimiento que una verdadera historia o un retrato; y así, la comunidad judía del Minessota de finales de los sesenta se convierte en el máximo absurdo, el paisaje más marciano posible para elaborar una película que reflexiona sobre el camino a seguir de un país en su momento más decisivo y de una crisis de fe ante la pérdida de valores tradicionales que esto conlleva. Un tipo serio no disimula en ningún momento su críptico juego con el espectador, que habla tanto del gato de Schrödinger como de varios relatos bíblicos, enlazando la historia entre el principio de Incertidumbre y las historias de Abraham, Job y David, cuyo conocimiento se muestra relevante para interpretar uno de los finales más abruptos del medio. Con ello, los Coen alcanzan un cénit en su filosofía de trabajo, autores de algunas de las películas más atípicas de los últimos años y nunca lo suficientemente bien ponderados, su riesgo a la hora de abordar una deconstrucción de los géneros viene como complemento a un elaborado discurso sobre la futilidad de la vida, el azar y la búsqueda de un sentido a cada desdicha, enraizando esta última película en la línea más experimental que se ha dejado ver en la mayoría de sus trabajos, pero con más clara presencia en Barton Fink. Del mismo modo en el que Gopnik es incapaz de explicar por métodos racionales que le ocurre, los Coen hilvanan cuatro historias (el prólogo, el hijo, el padre y el dentista) con la misma ambigüedad de los textos hebreos, dejando que sea el espectador el que interprete y concluya la historia a su gusto, una muy inteligente forma de ver la religión no como un peso sobre los hombros, si no como algo reconfortable por su propia carencia de respuestas.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: